Implante capilar

Implante capilar mediante
la técnica FUE

El injerto capilar con la técnica FUE es el trasplante de pelo más solicitado en nuestras clínicas. El trasplante capilar con técnica FUE (Follicular Extraction Unit) es el trasplante de pelo más avanzado para tratar calvicies y alopecias tanto en hombres como mujeres.

¿Qué es la técnica FUE?

Podemos definir el trasplante de pelo con la técnica FUE como la técnica de microinjerto capilar para una redistribución sistemática de los folículos pilosos que consiste en la introducción de pequeños injertos de cuero cabelludo con las llamadas “unidades foliculares” (grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural). Podemos resumirlo en folículo por folículo.

Estos injertos se obtienen con anestesia local de la zona posterior y/o lateral del cuero cabelludo (lo que llamamos zonas donantes) y, tras prepararlos minuciosamente bajo el microscopio, son introducidos cuidadosamente mediante microincisiones en las zonas calvas o alopécicas, de escaso pelo, que evolucionarían hacia la calvicie (o sea, las zonas receptoras).

Los beneficios de la técnica FUE

  • Ninguna cicatriz.
  • Sin cirugía.
  • Anestesia local.
  • Plazo de recuperación muy corto.
  • Resultado natural y duradero.
  • No hay pérdida de sensibilidad en zonas donantes.
  • Capacidad de trasplantar con este mismo métodos incluso barba, bigote y cejas.

La técnica de FUE es la más avanzada del mercado y se ejecuta con un micromotor microperforante (Trilix), que tiene un diámetro de menos de un milímetro (0.8 – 0.5 mm).

Dibujamos el perfil frontal según la dilatada experiencia del doctor y los deseos y expectativas del paciente. El diseño de la línea frontal del cabello es la piedra angular de la cirugía de trasplante capilar, debe ser absolutamente natural y tiene como objetivo la plena satisfacción del paciente con su nuevo aspecto.

Los injertos son extraídos de la zona donante respetando la inclinación natural de unidades foliculares, para minimizar el riesgo de daño al bulbo durante el procedimiento. Abrimos pequeños agujeros (usando una micro perforadora quirúrgica) de diámetro inferior a 0,5 mm en el área receptora, colocando folículo por folículo con la misma dirección de crecimiento y del ángulo del cabello original. En una mega sesión se pueden implantar de 3.000 a 5.000 injertos (7000–12500 cabellos) dependiendo de la densidad del sitio donante y de acuerdo con el médico.

Fue es una técnica de trasplante de cabello que no requiere ninguna incisión, sin suturas, sin dolor, sin cicatrices. Es un procedimiento mínimamente invasivo y poco estresante para el cabello debido a su velocidad. Las zonas afectadas de esta manera se recuperarán en poco tiempo, entre 2 y 7 días.

¿Deseas iniciar tu tratamiento? ¡Te decimos cómo!

Algunas de las preguntas y respuestas más comunes sobre la calvicie y sus soluciones


¿El pelo se puede volver a caer?

Al obtenerse los injertos de las áreas posterior y lateral de la cabeza, genéticamente programados para crecer toda la vida al poseer receptores hormonales que no se ven afectados por la hiperactividad enzimática, se logra que una vez injertados en otras áreas no caigan y continúen creciendo normalmente.

¿Cómo se realiza la técnica FUE de trasplante capilar?

A nivel de la zona donante es necesario el rasurado prácticamente total de la cabeza ya que es la medida idónea para la extracción de las unidades foliculares. En aquellos pacientes candidatos que no quieran rasurarse, pero deseen hacerse la técnica F.U.E., se camuflará el rasurado con “cortinillas” de pelo, como explicamos un poco más abajo.

En la técnica FUE podemos distinguir dos fases diferenciadas:

  • Fase 1: Fase de extracción que requiere gran habilidad, experiencia y precisión por parte del
    cirujano y de las técnicas especialistas. Para ello se utilizan unos microbisturís cilíndricos de 0.8-0.9mm de diámetro.
  • Fases 2 y 3: Fases de preparación e implantación serían idénticas a la técnica de la tira o FUSS.
¿Me tengo que rasurar la cabeza con la técnica FUE?

Como hemos indicado antes, para poder llevar a cabo este tipo de extracción de unidades foliculares, es
necesario el rasurado de la cabeza, ya que esta es la medida de pelo idónea. No obstante, existen excepciones, casos que permiten, por la longitud del pelo que llevan, que el rasurado no sea total sino parcial o incluso local (flaps o “cortinillas”). Este es el caso, por ejemplo, de las mujeres. Resulta impensable para una mujer que se rasure la cabeza, aunque sea para solucionar un problema que le preocupa como es la alopecia.

También existen casos que por cuestión laboral o social, no se pueden permitir un cambio tan radical de su imagen, incluso porque en muchas ocasiones, ni tan siquiera quieren que la gente de su alrededor sepa que se han realizado un trasplante de pelo.

Existen 3 formas de afrontar el rasurado:

  • Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo. Es el rasurado de elección.
  • Rasurado parcial: se rasura sólo la zona donante, dejando la zona anterior y superior con el mismo
    aspecto. Esto permite igualar el corte de pelo transcurridos unos días, con lo que el cambio de imagen
    no es tan radical como en el primer caso.
  • Flaps o cortinillas: se rasuran fragmentos de la zona donante, con lo que el pelo largo cae por encima de dichas zonas y lo disimula totalmente. De elección en mujeres. Zona donante 4 días después de la operación y a los 45 días de la misma.
¿Por qué hay calvos? ¿Cuál es la principal causa de la alopecia?

En la mayoría de los casos, la calvicie es una condición, no una enfermedad. Se llega a ella por una predisposición genética e influenciada por las hormonas sexuales masculinas circulantes (los andrógenos). De ahí que la causa más frecuente de las alopecias sea la alopecia androgenética.

Otras causas de alopecia, definitiva o transitoria, pueden ser:

  • Displasias ectodérmicas congénitas.
  • Desórdenes inmunológicos.
  • Dermatitis y dermatosis.
  • Enfermedades endocrinológicas.
  • Alteraciones psicológicas y estrés.
  • Secuelas cicatriciales de traumatismos o intervenciones quirúrgicas.

Lo primero que hay que hacer es definir la causa de la alopecia, estudiarla y graduarla, antes de emitir un diagnóstico.

¿Cuál es la solución a la calvicie?

La solución a la calvicie puede plantearse desde dos ópticas diferentes: la prevención de la caída y la
recuperación del pelo perdido.

Tratamientos para recuperar el pelo perdido:

En las zonas en las que no hay pelo presente, para recuperar el pelo perdido es necesario realizar un
trasplante o injerto capilar.

¿Quién puede someterse a un trasplante de pelo?

Todas las personas, hombres o mujeres, a partir de la mayoría de edad, pueden ser candidatos susceptibles de trasplante de pelo. La técnica es mínimamente invasiva y ambulatoria, no interfiere con la rutina habitual y no supone un factor de riesgo que altere la evolución de otras condiciones clínicas.

El especialista sabrá valorar la indicación, la idoneidad o la preparación precisas para el trasplante capilar en cada caso particular.

¿Cuál es la diferencia entre el trasplante capilar y otras técnicas para la alopecia?

La diferencia capital es que el trasplante capilar es un tratamiento médico-quirúrgico para reponer el pelo que ya se ha perdido.

Otras técnicas para la alopecia, como la regeneración capilar con células madre, el hair filler de biopéptidos, el finasteride o el minoxidil, son tratamientos médicos para mejorar y conservar el pelo que aún está presente.

Los tratamientos cosméticos no son dañinos, pero no obtienen resultados comprobados clínicamente.

¿Cuál es la mejor solución para recuperar el pelo?

El trasplante capilar es la única forma de recuperar el pelo. Si usted quiere tener más pelo o recuperar el que ha perdido, o lleva el germen capilar a esas zonas o, de lo contrario, no va a brotar más pelo por sí solo.

Para conservar el pelo que uno tiene, según diferentes estudios científicos, los productos eficaces para mantener el pelo presente son el finasteride, el minoxidil, la regeneración con células madre y el rejuvenecimiento mediante biopéptidos, todos ellos estimuladores del ciclo capilar, ampliamente conocidos y usados por miles de pacientes en todo el mundo.

El resto de tratamientos domésticos como lociones capilares, champús anticaspa o antiseborreicos u otros suplementos dietéticos pueden ayudar, en el mejor de los casos, a cuidar el pelo y las raíces que uno tiene, pero no está demostrado científicamente que produzcan más pelo o pelo nuevo.

¿El microinjerto capilar es una solución definitiva?

Sí, el microinjerto capilar es una solución definitiva para recuperar el pelo perdido.

Los cabellos que se trasplantan provienen de la parte posterior y lateral de la cabeza, zonas genéticamente no susceptibles de caída por la influencia hormonal, de forma que donde se lleven van a vascularizarse y seguir su ciclo y crecimiento normales. Además, al tratarse de injertos, la cicatrización correspondiente en el lecho de las zonas despobladas va a facilitar su prendimiento de por vida.

¿Qué pasa cuando no hay zona donante? ¿De dónde se sacan los cabellos donantes?

Todos los pacientes con alopecia androgenética conservan las regiones posterior y laterales de la cabeza disponibles como zona donante. Si no tuvieran pelo ahí, no serían calvos como condición, sino que padecerían una enfermedad.

Esto sucede en otras enfermedades que causan alopecia (congénitas, inmunológicas, psicógenas). En estos casos sería necesario realizar pruebas médicas distintas y específicas para llegar al diagnóstico, y después valorar si es posible o está indicado el trasplante en estos casos.

El trasplante capilar también ha sido eficaz para repoblar placas alopécicas de origen cicatricial, psicógeno, inflamatorio o degenerativo, con lo que sus indicaciones se ampliado a las secuelas de algunas patologías en el cuero cabelludo.

¿Cómo se extraen los cabellos?

La extracción del pelo donante puede realizarse mediante dos técnicas:

  • FUE: Extracción de unidades foliculares.
  • FUT o FUSS: Extracción de una tira de pelo.

La extracción mediante la técnica FUE se realiza a través de un punch o herramienta perforadora de forma cilíndrica que secciona los folículos pilosos uno por uno. Este método está indicado en pacientes cuya zona de injerto es de tamaño pequeño o en pacientes cuyo cuero cabelludo es muy tenso, lo que dificultaría la extracción de una tira de pelo.

La extracción de una tira de pelo, técnica FUT o FUSS, consiste en obtener una tira de cuero cabelludo de la región occipital, para fragmentarla a continuación en pequeños injertos de uno a cuatro folículos que pueden ser injertados en la zona receptora.

La elección de una u otra técnica varía en función de las necesidades específicas de cada paciente.

¿Cómo se implantan luego estos pelos?

Para implantar el pelo extraído, el cirujano dibuja el diseño más apropiado para cada paciente según sus señas estéticas, su edad y su grado de alopecia. Aplica anestesia local en la zona receptora y practica unas incisiones mínimas con instrumental específico, donde irá alojado cada injerto, uno por uno.

¿Cuántos pelos se implantan en una sesión?

Una tira de pelo estándar puede poseer una media de 1.500 unidades foliculares. Cada unidad puede contener uno, dos, tres o cuatro pelos, por lo que en total se trasplantan unos 5.000 pelos de media por sesión.

Ello permite cubrir una superficie como la palma de la mano en una sola sesión, lo que es suficiente para la mayor parte de los casos consultados, sean de entradas o de coronilla. En grados avanzados pueden ser necesarias 2 ó 3 sesiones.

La extracción de folículos mediante la técnica FUE es un proceso más lento, por lo que el número de unidades foliculares que se pueden implantar por sesión suele ser inferior al de la técnica de tira de pelo.

¿Cuántas sesiones de trasplante puede realizar una persona?

Si padece alopecia androgenética, siempre va a tener cierta zona donante. La limitación es la elasticidad del cuero cabelludo. Hay que esperar 12 meses entre una sesión y la siguiente para recuperar esta elasticidad, y de esta forma hay pacientes en los que hemos realizado hasta 4 trasplantes.

Se da el caso de algunos famosos que se someten a minisesiones periódicas que no requieren zona donante tan amplia y cada vez tienen más pelo en menor tiempo.

¿Sangra mucho el paciente?

No. Tanto en el momento de extraer la tira como en la implantación se infiltra una mezcla anestésica vasoconstrictora que evita el sangrado.

Además, la profundidad a la que se llega es de pocos milímetros, con lo que no se puede lesionar ningún vaso, nervio ni estructura importante. La realidad es que, en más de 500 trasplantes realizados, no hemos tenido ninguna secuela ni complicación médica.

¿Es doloroso el trasplante de pelo?

No, el trasplante de pelo no es doloroso. En las zonas donante y receptora se aplica anestesia local, como en el dentista. El paciente sólo siente la infiltración de la anestesia.

Por lo demás, el paciente está plenamente despierto durante todo el procedimiento. Nuestros cirujanos no suelen administrar sedantes, hipnóticos o medicamentos que pudieran deprimir o agitar al paciente o interferir con su medicación habitual. Preferimos que esté colaborador y consciente y que pueda oír lo que necesite. Si precisa una sedación porque es muy nervioso o lo prefiere así, lo administramos de forma reglada con un anestesista.

¿Cuánto tiempo dura el procedimiento de trasplante de pelo?

En total, el procedimiento del trasplante de pelo puede tener una duración de 6-9 horas.

Es más un ejercicio de paciencia para el paciente y para nosotros que una intervención tediosa. Hay centros que publicitan incluso pacientes hablando por teléfono o viendo la televisión mientras son trasplantados, lo cual es perfectamente posible. Es aconsejable no hacerlo, pues se trata de un procedimiento médico que exige igualmente observar todas las normas de asepsia y antisepsia en un quirófano habitual.

¿Cómo se va el paciente después del trasplante? ¿Cuándo puede volver a sus tareas habituales?

El paciente sale de la clínica plenamente consciente y por su propio pie.

Lleva una gorra o sombrero que le protege y una venda en la zona de la herida, que quitamos al día siguiente. Salvando la apariencia, todos se encuentran bien y pueden continuar su vida cotidiana al día siguiente del procedimiento. Lo único que no deben hacer es ejercicio físico intenso en 3 semanas. También deben evitar la exposición solar.

Algunos de nuestros pacientes, el mismo día del trasplante, por la tarde, han acudido a su negocio o al teatro. Sin embargo, recomendamos descansar ese día.

¿Se hincha mucho la cara después del trasplante?

Generalmente no, pero hay casos más proclives a la inflamación. Depende de las características de cada paciente, de la zona implantada (más cuando es entradas y zona frontal que en la coronilla) y del número de injertos implantados.

Con hielo local y un antiinflamatorio, el edema en la cara suele remitir en 2-3 días. Como no sabemos de antemano qué pacientes se van a inflamar, a todos les pautamos un antiinflamatorio en el postoperatorio y a aquellos con trabajo frente al público les recomendamos que cuenten con 3 días de descanso.

Para que la hinchazón no baje a la cara usamos una cinta que el paciente debe llevar durante los 2 días posteriores al tratamiento.

¿Qué cuidados son necesarios después del trasplante?

Simplemente la higiene habitual. Deben lavarse la cabeza una vez al día, los primeros días con un pincel
o brocha, y después suavemente con la yema de los dedos.

Ello asegura que los injertos estén limpios y secos y que las pequeñas costras que se forman después del trasplante no duren más de 10 días. Por lo que a medicación se refiere, les pautamos antibiótico, analgésico y antiinflamatorio de forma preventiva durante 3-4 días.

¿Cuánto tarda en crecer el pelo trasplantado?

La evolución normal del pelo trasplantado consiste en que una parte del pelo continúa su ciclo de crecimiento normal y otra parte se cae, sincronizándose todos al tercer mes desde el trasplante. A partir de ahí, el crecimiento es el normal a ritmo de 1 cm al mes.

¿Crecen todos los pelos que se ponen?

De media, prende el 90% de los injertos. En algunos pacientes, el 95% y en otros, el 80%. En cualquier caso, estas cifras son suficientes para asegurar el resultado y el cuero cabelludo cubierto de pelo. Al final, lo que realmente importa es el resultado clínico más que el porcentaje variable de pelo que prende. Los pacientes están satisfechos porque tienen más pelo y de mejor calidad.

¿Se ve natural el cabello trasplantado o queda con aspecto de “pelo de muñeca”?

El aspecto del injerto en la actualidad es totalmente estético y natural, ya que el trasplante se realiza con el propio pelo del paciente, pelo a pelo, con la orientación precisa, con un concepto de diseño estético en la armonía facial, con un instrumental de microcirugía y realizado por cirujano y asistentes especialistas en la técnica, de forma que no queda rastro del procedimiento.

Los pacientes suelen decir que las personas que les conocen de nuevo no notan nada artificial y que los conocidos que no sabían nada les comentan que tienen más pelo o que les ven mejor.

¿Cuántos fallos de tratamiento o resultados malos tienen?

La técnica no falla. Sea el porcentaje de prendimiento el que sea, todos los pacientes tienen más pelo y de mejor calidad. Según un estudio epidemiológico, los resultados son buenos u óptimos en el 89% de los casos.

El porcentaje de pacientes satisfechos es aún mayor (93%), un 95% encuentra sus expectativas cubiertas y un 97% recomendaría el procedimiento. Lo que es exigible al paciente y que debe entender es que sus expectativas sean reales, acordes a su estética y su edad, y que las características de su pelo son incambiables.

El trasplante lo único que hace es transportar pelo sano de un lado a otro. Los pacientes que tengan pelo oscuro, grueso o rizado tendrán mejor resultado que los que tengan pelo rubio, fino o lacio.

Cuando el pelo definitivo ya ha crecido, ¿hay que tener algún cuidado especial?

Ninguno. El cabello trasplantado se puede lavar todos los días, dejar largo, cortar, peinar, engominar, teñir…

¿Es un tratamiento caro?

Según nuestra experiencia, la mayoría de los pacientes con algún grado de alopecia ha probado algún tratamiento no médico o cosmético y ha gastado, a lo largo de su vida, mucho más dinero de lo que cuesta una sesión de trasplante. Sin embargo, después de aplicarse los tratamientos cosméticos durante largo tiempo, no han experimentado mejoría ni han recuperado el pelo.

Dentro de las cirugías estéticas, el trasplante es más barato que las prótesis de mama, el lifting, la abdominoplastia y otros procedimientos. Aunque suponga un pequeño esfuerzo económico, todos los pacientes están finalmente satisfechos y no se acuerdan del dinero gastado, ya que vuelven a tener pelo sin riesgos médicos.

Iniciar tratamiento ahora mismo

Contacta con FUEMEDICALCENTER y reserva tu cita con el Dr. Cinik para iniciar otros tratamientos estéticos en Turquía
Contactar