Implante capilar

Implante capilar mediante la
técnica FUE

El implante capilar realizado con la técnica FUE es el más habitual en nuestra clínica. Se trata de uno de los procesos más demandados a la hora de realizar un injerto capilar, puesto que es una de las técnicas menos invasivas y más efectivas de este sector.

¿Qué es la técnica FUE?

La técnica FUE es un nuevo método de implante capilar que consiste en un microinjerto de pelo cuyo fin es la redistribución sistemática de los folículos pilosos. Se caracteriza por consistir en la introducción de pequeños implantes de cuero cabelludo con lo que llamamos «unidades foliculares», que son grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural. Una forma de resumir en qué consiste esta técnica es la de folículo por folículo.

El procedimiento que se sigue para realizar esta técnica en nuestra clínica FUE es el de anestesiar mediante anestesia local la zona donante, que suele ser la parte posterior o lateral del cuero cabelludo, para obtener los implantes que van a injertarse en las zonas receptoras. Una vez se han extraído, se preparan minuciosamente bajo el microscopio y se introducen cuidadosamente mediante microincisiones en las zonas calvas o alopécicas.

Los beneficios de la técnica FUE

La técnica FUE es una de las más avanzadas del panorama de la cirugía capilar en la actualidad, y eso se debe en gran medida a que las ventajas que aporta este procedimiento son muchas.

  • Ninguna cicatriz.
  • Se consigue implantar pelo sin cirugía.
  • Anestesia local.
  • Plazo de recuperación muy corto.
  • Resultado natural y duradero.
  • No hay pérdida de sensibilidad en zonas donantes.
  • Capacidad de trasplantar con este mismo método incluso barba, bigote y cejas.

Esta técnica se ejecuta con un micromotor microperforante llamado «Trilix», cuyo diámetro es inferior a un milímetro (0.8 – 0.5 mm), por lo que el resultado es muy preciso.

Procedimiento de la técnica FUE

Para llevar a cabo esta metodología de implante capilar en Turquía, primeramente, se dibuja el perfil frontal en base tanto a la experiencia del médico como a los deseos y las expectativas del paciente. El diseño de la línea frontal del cabello es la piedra angular de la cirugía de implante capilar, debe ser absolutamente natural y tiene como fin la plena satisfacción del paciente con su nuevo aspecto. 

Los implantes que se extraen de la zona donante han de ser extraídos respetando la inclinación natural de las unidades foliculares, pues así minimizamos así el riesgo de dañar el bulbo durante el procedimiento. Una vez los hemos separado y preparado, abrimos pequeños agujeros en el área receptora utilizando una micro perforadora quirúrgica, de diámetro inferior a 0.5 mm, colocando folículo por folículo con la misma dirección de crecimiento y del ángulo del cabello original. En una mega sesión podemos implementar entre 3.000 y 5.000 injertos (7.000-12.500 cabellos), dependiendo de la densidad del sitio donante y de acuerdo con el médico.

La técnica FUE es un método de implante capilar que no requiere ninguna incisión, obteniendo así una técnica sin suturas, sin dolor y sin cicatrices. Se trata de un implante capilar muy popular en Estambul, ya que es mínimamente invasivo y poco estresante para el cabello gracias a su velocidad. Las zonas afectadas, de esta manera, se recuperarán en poco tiempo, entre 2 y 7 días.

Iniciar tratamiento ahora mismo

Contacta con FUEMEDICALCENTER y reserva tu cita con el Dr. Cinik para iniciar tu tratamiento de implante capilar en Turquía
Contactar

Algunas de las preguntas y respuestas más comunes sobre la calvicie y el implante capilar en Turquía


¿El pelo se puede volver a caer?

Al obtenerse los implantes de las áreas posterior y lateral de la cabeza, genéticamente programados para crecer toda la vida al poseer receptores hormonales que no se ven afectados por la hiperactividad enzimática, se logra que una vez injertados en otras áreas no caigan y continúen creciendo normalmente.

¿Cómo se realiza la técnica FUE de implante capilar?

A nivel de la zona donante es necesario el rasurado prácticamente total de la cabeza ya que es la medida idónea para la extracción de las unidades foliculares. En aquellos pacientes candidatos que no quieran rasurarse, pero deseen hacerse la técnica F.U.E., se camuflará el rasurado con “cortinillas” de pelo, como explicamos un poco más abajo.

En la técnica FUE podemos distinguir dos fases diferenciadas:

  • Fase 1: Fase de extracción que requiere gran habilidad, experiencia y precisión por parte del
    cirujano y de las técnicas especialistas. Para ello se utilizan unos microbisturís cilíndricos de 0.8-0.9mm de diámetro.
  • Fases 2 y 3: Fases de preparación e implantación serían idénticas a la técnica de la tira o FUSS.

¿Me tengo que rasurar la cabeza con la técnica FUE?

Como hemos indicado antes, para poder llevar a cabo este tipo de extracción de unidades foliculares, es
necesario el rasurado de la cabeza, ya que esta es la medida de pelo idónea. No obstante, existen excepciones, casos que permiten, por la longitud del pelo que llevan, que el rasurado no sea total sino parcial o incluso local (flaps o “cortinillas”). Este es el caso, por ejemplo, de las mujeres. Resulta impensable para una mujer que se rasure la cabeza, aunque sea para solucionar un problema que le preocupa como es la alopecia.

También existen casos que, por cuestión laboral o social, no se pueden permitir un cambio tan radical de su imagen, incluso porque en muchas ocasiones, ni tan siquiera quieren que la gente de su alrededor sepa que se han realizado un implante de pelo.

Existen 3 formas de afrontar el rasurado:

  • Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo. Es el rasurado de elección.
  • Rasurado parcial: se rasura solo la zona donante, dejando la zona anterior y superior con el mismo
    aspecto. Esto permite igualar el corte de pelo transcurridos unos días, con lo que el cambio de imagen
    no es tan radical como en el primer caso.
  • Flaps o cortinillas: se rasuran fragmentos de la zona donante, con lo que el pelo largo cae por encima de dichas zonas y lo disimula totalmente. De elección en mujeres. Zona donante 4 días después de la operación y a los 45 días de la misma.

¿Por qué hay calvos? ¿Cuál es la principal causa de la alopecia?

En la mayoría de los casos, la calvicie es una condición, no una enfermedad. Se llega a ella por una predisposición genética e influenciada por las hormonas sexuales masculinas circulantes (los andrógenos). De ahí que la causa más frecuente de las alopecias sea la alopecia androgenética.

Otras causas de alopecia, definitiva o transitoria, pueden ser:

  • Displasias ectodérmicas congénitas.
  • Desórdenes inmunológicos.
  • Dermatitis y dermatosis.
  • Enfermedades endocrinológicas.
  • Alteraciones psicológicas y estrés.
  • Secuelas cicatriciales de traumatismos o intervenciones quirúrgicas.

Lo primero que hay que hacer es definir la causa de la alopecia, estudiarla y graduarla, antes de emitir un diagnóstico.

¿Cuál es la solución a la calvicie?

La solución a la calvicie puede plantearse desde dos ópticas diferentes: la prevención de la caída y la
recuperación del pelo perdido.

Tratamientos para recuperar el pelo perdido:

En las zonas en las que no hay pelo presente, para recuperar el pelo perdido es necesario realizar un
implante capilar.

¿Quién puede someterse a un implante de pelo?

Todas las personas, hombres o mujeres, a partir de la mayoría de edad, pueden ser candidatos susceptibles de implante de pelo. La técnica es mínimamente invasiva y ambulatoria, no interfiere con la rutina habitual y no supone un factor de riesgo que altere la evolución de otras condiciones clínicas.

El especialista sabrá valorar la indicación, la idoneidad o la preparación precisas para el implante capilar en cada caso particular.

¿Cuál es la diferencia entre el implante capilar y otras técnicas para la alopecia?

La diferencia capital es que el tratamiento médico-quirúrgico para reponer el pelo que ya se ha perdido.

Otras técnicas para la alopecia, como la regeneración capilar con células madre, el hair filler de biopéptidos, el finasteride o el minoxidil, son tratamientos médicos para mejorar y conservar el pelo que aún está presente.

Los tratamientos cosméticos no son dañinos, pero no obtienen resultados comprobados clínicamente.

¿Cuál es la mejor solución para recuperar el pelo?

El implante capilar es la única forma de recuperar el pelo. Si usted quiere tener más pelo o recuperar el que ha perdido, o lleva el germen capilar a esas zonas o, de lo contrario, no va a brotar más pelo por sí solo.

Para conservar el pelo que uno tiene, según diferentes estudios científicos, los productos eficaces para mantener el pelo presente son el finasteride, el minoxidil, la regeneración con células madre y el rejuvenecimiento mediante biopéptidos, todos ellos estimuladores del ciclo capilar, ampliamente conocidos y usados por miles de pacientes en todo el mundo.

El resto de tratamientos domésticos como lociones capilares, champús anticaspa o antiseborreicos u otros suplementos dietéticos pueden ayudar, en el mejor de los casos, a cuidar el pelo y las raíces que uno tiene, pero no está demostrado científicamente que produzcan más pelo o pelo nuevo.

¿El implante capilar es una solución definitiva?

Sí, el microinjerto capilar es una solución definitiva para recuperar el pelo perdido.

Los cabellos que se trasplantan provienen de la parte posterior y lateral de la cabeza, zonas genéticamente no susceptibles de caída por la influencia hormonal, de forma que donde se lleven van a vascularizarse y seguir su ciclo y crecimiento normales. Además, al tratarse de implantes, la cicatrización correspondiente en el lecho de las zonas despobladas va a facilitar su prendimiento de por vida.

¿Qué pasa cuando no hay zona donante? ¿De dónde se sacan los cabellos donantes?

Todos los pacientes con alopecia androgenética conservan las regiones posteriores y laterales de la cabeza disponibles como zona donante. Si no tuvieran pelo ahí, no serían calvos como condición, sino que padecerían una enfermedad.

Esto sucede en otras enfermedades que causan alopecia (congénitas, inmunológicas, psicógenas). En estos casos sería necesario realizar pruebas médicas distintas y específicas para llegar al diagnóstico, y después valorar si es posible o está indicado el implante en estos casos.

El implante capilar también ha sido eficaz para repoblar placas alopécicas de origen cicatricial, psicógeno, inflamatorio o degenerativo, con lo que sus indicaciones se ha ampliado a las secuelas de algunas patologías en el cuero cabelludo.

¿Cómo se extraen los cabellos?

La extracción del pelo donante puede realizarse mediante dos técnicas:

  • FUE: Extracción de unidades foliculares.
  • FUT o FUSS: Extracción de una tira de pelo.

La extracción mediante la técnica FUE se realiza a través de un punch o herramienta perforadora de forma cilíndrica que secciona los folículos pilosos uno por uno. Este método está indicado en pacientes cuya zona de implante es de tamaño pequeño o en pacientes cuyo cuero cabelludo es muy tenso, lo que dificultaría la extracción de una tira de pelo.

La extracción de una tira de pelo, técnica FUT o FUSS, consiste en obtener una tira de cuero cabelludo de la región occipital, para fragmentarla a continuación en pequeños injertos de uno a cuatro folículos que pueden ser injertados en la zona receptora.

La elección de una u otra técnica varía en función de las necesidades específicas de cada paciente.

¿Cómo se implantan luego estos pelos?

Para implantar el pelo extraído, el cirujano dibuja el diseño más apropiado para cada paciente según sus señas estéticas, su edad y su grado de alopecia. Aplica anestesia local en la zona receptora y practica unas incisiones mínimas con instrumental específico, donde irá alojado cada implante, uno por uno.

¿Cuántos pelos se implantan en una sesión?

Una tira de pelo estándar puede poseer una media de 1.500 unidades foliculares. Cada unidad puede contener uno, dos, tres o cuatro pelos, por lo que en total se trasplantan unos 5.000 pelos de media por sesión.

Ello permite cubrir una superficie como la palma de la mano en una sola sesión, lo que es suficiente para la mayor parte de los casos consultados, sean de entradas o de coronilla. En grados avanzados pueden ser necesarias 2 ó 3 sesiones.

La extracción de folículos mediante la técnica FUE es un proceso más lento, por lo que el número de unidades foliculares que se pueden implantar por sesión suele ser inferior al de la técnica de tira de pelo.

Más tratamientos FUEMEDICALCENTER